Cambiar grifo baño.
Cambiar grifo baño.

Cambiar grifo Baño

Si estás pensando en cambiar el grifo del baño, y no sabes cómo hacerlo mira estos simples pasos para ver que tú mismo eres capaz de hacerlo.

Tabla de Contenido

  1. Cómo cambiar el grifo del baño
  2. ¿Cuál es la causa más frecuente de goteras?
  3. ¿Estoy conectado al tratamiento de agua de mi edificio o de mi comunidad?
  4. ¿Hay alguna manera de prevenir las goteras?
  5. ¿Qué debo hacer si detecto goteras?

Cómo cambiar el grifo del baño

  • Comenzamos por cerrar las llaves de paso o llave de los grifos que suelen estar detrás pegadas a la pared. Esto es un paso muy importante. Si están muy duros y ves que no puedes, cierra la llave general de agua para hacerlo.
  • Desenroscar las tuercas que fijan los tubos del grifo con el lavabo. A continuación, hacemos lo mismo con el grifo.  
  • Una vez que comprobemos que esté suelto ya lo podemos quitar. Debemos llevar cuidado con este paso para no dañar el lavabo.
  • Ahora tenemos que coger el grifo nuevo y enroscar el tornillo de sujeción con unos alicates en unos de los 3 agujeros. Poner los dos latiguillos y apretar con una llave inglesa.
  • Introducimos los latiguillos por el hueco del lavabo y lo volvemos a apretar.
  • Por último, hay que colocar dos arandelas, una de goma pegada a la parte cerámica del lavabo y otra metálica se queda por fuera.  Apretamos el tornillo y comprobamos que todos están bien apretados.

Te puede interesar cómo cambiar los filtros de osmosis de tu aparato.

Modelos de grifo de baños.

Aquí también te queremos dejar otro manual para el grifo lavabo por si se te complican más las cosas de lo esperado

1. Primero se levanta la tapa del lavabo, con un destornillador quita la tapa del lavabo.

2. Una vez que hayas retirado la tapa del lavabo, ve a la parte de atrás y desenrosca el grifo. Si es cómodo para ti, lo puedes sacar completamente.

3. Ahora, por el interior de la tapa del lavabo ve a la parte de arriba y desenrosca el caño.

4. En esta etapa, el caño, el grifo y la tapa del lavabo estarán separados. Ve a la parte de la parte de atrás de la tapa del lavabo y desenrosca la manguera de agua.

5. Agarra el caño y colócalo en el tubo (en la parte de arriba de la tapa del lavabo).

6. Con el grifo colócalo en el caño.

7. Con la manguera de agua colócala en la parte de arriba del caño.

8. Con el grifo y el caño ajustados, coge el destornillador y gira el caño para que se ajuste bien.

9. Con el grifo ajustado, girael caño hasta que quede bien ajustado.

10. Con el destornillador, atornila la tapa del lavabo en su lugar.

11. Por último, pon el lavabo en su lugar. Ahora puedes disfrutar de una nueva apariencia en tu baño.

Consejos y recomendaciones:


1. ¿Cuál es la causa más frecuente de goteras?

La causa más frecuente de que se produzcan goteras pueden deberse a una fuga, a una cañería que está deteriorada o agrietada o a una conexión mal soldada. Las goteras pueden tener lugar en cualquier sitio de tu baño, pero comúnmente se detectan en la ducha y en la bañera.

2. ¿Cuál es la solución?

La solución más sencilla y económica es reparar la fuga, siempre y cuando esté a tu alcance , si no deberás de acudir a un profesional y así evitarás problemas.

El problema de las goteras en el baño es una situación que nos desespera, que nos irrita, y que a veces llega al enfado.

Es un problema que nos afecta más que a ningún otro ambiente del hogar porque se trata de nuestro cuarto de baño. Si se trata de un cuarto de baño de planta baja o de primera planta es aún más complicado porque las goteras son un problema para la vivienda entera y no sólo para el baño.

Las goteras de un cuarto de baño son, en muchas ocasiones, producidas por una fuga de agua en la instalación del grifo.

Es decir, no es un problema de la pared, el techo o el suelo, sino de la instalación.

Por eso es necesario que el fontanero llegue enseguida para averiguar por qué se está produciendo la fuga y solucionar el rpoblema.

3. ¿Estoy conectado al tratamiento de agua de mi edificio o de mi comunidad?

Si no estás conectado con el agua de tu comunidad o de tu edificio, haz que se haga una inspección de la calidad del agua cada dos años.

Si detectan algún problema, se harán reparaciones o cambios para asegurar que el agua del edificio o de la comunidad sea de alta calidad.

4. ¿Hay alguna manera de prevenir las goteras?

Si se trata de una vivienda nueva y está construida según el reglamento técnico, no es necesario hacer nada.

Lo más importante es prevenir que la humedad entre en la casa. Si haces que entre la humedad, será muy difícil que salga. Incluso si tu vivienda está construida antes de 1980 y no hay goteras, es buena idea hacer una inspección cada dos años para asegurarte que no haya ningún problema.

5. ¿Qué puedo hacer para evitar que se filtren los olores?

Los olores de las tuberías y la humedad en la pared son muy molestos y pueden causar un malestar. También debes desinfectar cada cierto tiempo el baño con productos específicos para ello y así evitar atranques y malos olores.

6. ¿Puedo usar productos en el baño para ayudar a limpiar y desinfectar?

Si bien hay una gran variedad de productos en el mercado, es mejor usar productos de limpieza y desinfección de la casa, como el jabón. Si tienes goteras o problemas de humedad, es mejor no usar productos de limpieza que contienen amoniaco o ácido. El amoniaco o el ácido pueden dañar la tubería.

7. ¿Cuáles son algunas de las consecuencias de no tener goteras?

Las goteras no solo causan un malestar visual, sino que también pueden causar un daño económico. El agua que cae por la pared puede dañar los muebles y las alfombras y puede llegar a crear humedad en las paredes o en el techo.

La humedad en las paredes puede causar un malestar a todos los que viven en la casa y a tus vecinos.

8. ¿Qué debo hacer si detecto goteras?

Debes comunicarlo inmediatamente al responsable de tu edificio o de tu comunidad. Es posible que sea necesario hacer una inspección para determinar la causa y el costo de la reparación.

Debe haber un responsable que se asegure de que se hacen las reparaciones.

Es posible que el responsable sea el propietario, una compañía de propietarios, el dueño de un apartamento o una persona que vive en la vivienda.

Si no hay un responsable, debe haber una persona que se responsabilice por hacer las reparaciones.

Si no puedes hacer la reparación, debes saber que puedes contratar a un profesional para que lo haga por ti.


Ir al baño es una de las partes más importantes de nuestra vida, y sin embargo, muchos no le dan el uso que merece.